El otohematoma o hematoma auricular, es un acúmulo de sangre en el pabellón auricular, asociado a procesos pruríticos o dolorosos del oído.
En el caso del gato, la otoacariasis es una causa frecuente.
El hematoma auricular es más frecuente en perro que en gatos.
En caso de no instaurar un diagnóstico y un tratamiento eficaz, se pueden producir deformaciones permanentes del pabellón auricular.
otohematoma-felino-copia
Otohematoma felino (video)

En el video se pueden apreciar las características del otohematoma en el pabellón auricular de un gato doméstico.

El tratamiento se puede abordar en forma conservadora o quirúrgica, y aunque las dos incluyen el drenaje de la sangre localizada en la bolsa subcutánea, la primera de ellas puede resultar en recidivas y frustración por parte del propietario.

En mi experiencia, el drenaje a través de una incisión longitunal al eje mayor de la oreja, y la aposición de las paredes mediante puntos que atraviesen el pabellón desde la cara cóncava a la cara convexa del mismo, sumado a medicamentos fibrinolíticos y antiexudativos, conduce a soluciones efectivas y rápidas del proceso.

IMPORTANTE: siempre se debe buscar la causa subyacente (otitis por ejemplo)  al hematoma auricular y abordar su tratamiento, porque si no la recidiva es altamente probable.