TUMORES DEL TESTICULO EN EL PERRO

ACTUALIZACIÓN. Como en toda sospecha de neoplasia, el diagnóstico precoz es muy importante, llegando inclusive a establecer la diferencia entre la cura total o solo el control del proceso oncológico. En el caso de los tumores testiculares en el perro, el diagnóstico es muy sencillo y económico: PALPACIÓN SISTEMÁTICA DE LOS TESTÍCULOS, APROVECHANDO TODAS LAS OCASIONES QUE TENEMOS AL PACIENTE EN LA MESA DE EXPLORACIÓN.

El diagnóstico clínico II

Realizar un diagnóstico clínico puede ser una tarea muy sencilla o extremadamente complicada si no estamos familiarizados con el sistema a explorar.

HISTIOCITOMA. Tumores cutáneos

El histiocitoma es una neoplasia cutánea benigna, autolimitante en muchos casos. De escasa representación en animales geriátricos. Suele presentarse como un nódulo solitario, alopécico, de forma redondeada (forma de botón), firme al tacto y de crecimiento rápido. Ante la posibilidad de una regresión espontánea, la cirugía se puede aplazar, salvo que por molestias o sangrado por rozamiento o rascado, produzca un malestar importante al paciente o preocupación al propietario.

HEMORRAGIA CORNEAL EN EL PERRO

La hemorragia corneal (estromal) espontánea es un proceso muy poco frecuente en la clínica diaria, y que produce preocupación en el propietario. Es el típico caso para compartir con el especialista en oftalmología, aunque como clínicos, deberíamos enviarlo a la interconsulta con "los deberes hechos", especialmente con una bioquímica completa que incluya hormonas tiroideas, TSH, cociente cortisol creatinina en orina, hemograma completo y una exploración básica del segmento anterior (test de fluoresceína, test de Schirmer) y medición de PIO, aunque esta última, la suele hacer y valorar el especialista.

Coristomas. Dermoide conjuntival

La presencia de crecimientos en el segmento anterior del ojo en el perro puede tener una apariencia que no siempre se corresponde con la gravedad del proceso.

Artículos recientes