Introducción

La tinción con fluoresceína posterior a unas gotas de anestésico suelen ser suficientes para hacer desaparecer un incómodo blefaroespasmo, que suele esconder, en la mayoría de los casos, una lesión corneal.

Ulcera corneal superficial felina

Este sencillo procedimiento clínico, nos puede ahorrar una lesión mayor en la córnea y sobre todo nos ayuda a instaurar un tratamiento encaminado a solucionar el problema en forma inmediata.

Desde el punto de vista clínico, tiene la gran ventaja añadida que nos ayuda a seleccionar el medicamento indicado, ya que en caso de soluciones de continuidad en la superficie corneal, nunca se deben utilizar colirios o pomadas que incluyan corticoides, por citar un ejemplo conocido.

Por último, el sencillo acto de instilar una gota de fluoresceína en el saco conjuntival, nos permite valorar en forma inmediata la permeabilidad del conducto nasolagrimal, debido a que la mancha (fluorescente a la luz UV) debe aparecer transcurridos unos minutos en las fosas nasales, y en la superficie de la lengua (por su paso a través de las coanas).

Ver un método práctico de limpieza del conducto nasolagrimal.

Obstrucción unilateral del conducto nasolagrimal

Obstrucción unilateral conducto nasolagrimal

Úlcera corneal superficial. Video

A continuación se puede apreciar en el video una ulceración superficial con captación de fluoresceína positiva. En este caso, la cicatrización se facilitó por una tarsorrafia del tercer párpado.

 

Otros artículos de oftalmología:  Conjuntivitis por ClamidiaDepósitos de fibrina y uveitisHipema canino;Distrofia corneal en cobayaMelanosis del irisQueratoconjuntivitis seca I;Queratoconjuntivitis seca IICataratasMembrana pupilar persistenteCoágulo en cámara anterior;