Drenajes en veterinaria
La colocación de drenajes es un proceso sencillo, que solo requiere una sedación leve y la preparación del campo quirúrgico.
Es una gran ayuda al tratamiento antibiótico o antiinflamatorio.
El tiempo de extracción debe ajustarse a cada caso clínico, pero puede variar entre 3 – 10 días.
dren-lateral
Drenaje en el tratamiento de la impactación de sacos anales
dren-saco-anal
Método práctico de colocación del drenaje
Una vez preparado el campo quirúrgico, se procede a realizar una pequeña incisión con el bisturí que permita introducir una pinza Halstead.
drenaje-1c2ba-paso
Una vez en el interior del saco inflamatorio (ó abceso en su caso) se avanza hasta la zona donde realizaremos la incisión superior.
Se abren las ramas de la pinza de Halstead, y entre las dos puntas que se palpan se realiza un nuevo corte con el bisturí.
drenaje-2c2ba-paso
Se exteriorizan los extremos de la pinza, y se «engancha» el drenaje (Penrose) y se tracciona hacia atrás sacandolo por la incisión inferior.
Es importante orientar el drenaje en forma ventral (con el animal en pie – en estación – ) para que los líquidos salgan por gravedad desde la herida.
drenaje-3c2ba-paso