Complejo eosinofílico felino.

Dermatología felina

Se puede definir al complejo eosinofílico felino como al conjunto de lesiones inflamatorias que bajo distintas formas de presentación, afectan a la piel y la mucosa oral de los felinos.

Las lesiones más comunes que suelen aparecer son:

  • Úlcera indolente.
  • Granuloma lineal.
  • Granuloma eosinofílico.

Úlcera indolente

granuloma-eos

La foto tiene muchos años, está bastante desenfocada pero permite junto al vídeo que acompaña este caso, poder relacionar la imagen con el diagnóstico clínico, principal objetivo de esta web.

Es la forma ulcerativa que generalmente se asocia a procesos subyacentes de hipersensibilidad (pulgas, mosquitos, alimentos).

Puede aparecer en forma unilateral (como en la imagen superior) o en forma bilateral.

Video de úlcera indolente

En el primer video se puede apreciar que la lesión no solo afecta al labio superior, sino también al paladar.

Granuloma lineal

A continuación se puede ver (en el mismo paciente del 1º video) como aparece asociada una lesión cutánea prominente, firme, eritematosa y relativamente pruriginosa en la zona posterior del muslo.

Esta lesión cutánea se define como granuloma lineal, perteneciente al complejo eosinofílico felino.

No se debe confundir con la placa eosinofílica, que son placas erosivas, eritematosas, alopecicas y de características multiformes que normalmente aparecen en la parte ventral del abdomen y en la cara medial de los muslos, son exudativas y muy pruriginosas.


Es muy importante establecer un diagnóstico diferencial que nos permita iniciar un tratamiento precoz de las lesiones, y para ello, se debe contar al menos con una biopsia y con analíticas de los procesos virales más frecuentes en los gatos domésticos (Vilef, Vif, etc).
Los signos clínicos descriptos son muy orientativos pero no concluyentes ya que los procesos mencionados al inicio del caso clínico se pueden solapar o conducirnos a un error diagnóstico.