Cicatrización por segunda intención

Las grandes heridas con pérdida de tejido constituyen un gran desafío para el cirujano veterinario y para los mecanismos propios de la cicatrización.

Las grandes heridas pueden tener muy variados orígenes, pero en la clínica de pequeños animales, la cirugía oncológica es la que más y mayores defectos causa, seguida muy cerca por las grandes heridas producidas en los accidentes en la calle o carretera (heridas por fricción contra el asfalto).

Cuando nos enfrentamos a una cirugía oncológica agresiva que incluya grandes márgenes de seguridad y no es posible la síntesis final de los tejidos, se genera un gran defecto al que debemos dar una solución por el bienestar del animal y también en respuesta a la ansiedad que le produce al propietario la sumatoria del diagnóstico oncológico y la gran herida que queda como producto de la cirugía.

granulacion boomer 1
Traumatismo frenérgico. Accidente con coche en la carretera.
granulacion boomer 2
1º semana de tratamiento con miel. Se puede apreciar el color rojo intenso del tejido de granulación, abundante en capilares.
granulacion boomer 3
Evolución a los 15 días

 

granulacion boomer 4 390
4º semana. Retracción y epitelización casi completa.
granulacion boomer 5 390
6º semana. Herida curada.

 

 

 

 

 

La utilización de miel no es nueva . Es muy probable que su origen esté íntimamente relacionado al ciclo de la evolución humana a partir del desarrollo de las primeras sociedades sedentarias (ganaderos, pastores, agricultores). Algunos autores, citan a los egipcios (3000 años AC) como los precursores en la utilización de la miel en ungüentos y vendajes curativos, aunque las propiedades antibacterianas de la miel, fueron descriptas por primera vez en 1894, coincidiendo con el descubrimiento y desarrollo de los antibióticos, lo que relegó la miel y sus propiedades a la categoría de producto natural de uso esporádico arraigado en la tradición consuetudinaria de los pueblos.

gato dorsal mano 1
Aspecto de la herida posterior a la rotura de un absceso

En un principio, se atribuyó la cualidad de cicatrizante a su viscosidad, y aunque no se debe despreciar la importante labor estructural y de protección que otorga la miel en la superficie de una herida, es necesario desarrollar y conocer todos los mecanismos que permiten a la miel desarrollar su eficaz labor cicatrizante.

gato dorsal mano 3

La miel disminuye el olor, la exudación, promueve la formación de tejido de granulación y contiene agentes antibacterianos.


El efecto de la miel puede depender de su capacidad para regular citoquinas, tales como interleuquinas y el factor de necrosis tumoral, que resultan imprescindibles en la eliminación de los desechos de la herida y la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos).


gato dorsal mano 5
Vendaje con miel. Se aprecia una importante reducción del tamaño de la herida y sobre todo el inicio del avance del tejido epitelial (punta de piel en labio inferior de la herida).

 

gato dorsal mano 6 390
Aspecto final de la herida, transcurridos 30 días del inicio del tratamiento con miel pura de abejas.

 

Artículo anteriorLesiones oculares por leishmania sp
Artículo siguienteXeromicteria. Nariz seca
Naci en Mar del Plata, República Argentina, el 13 de julio de 1962. Desde el año 1988 vivo en España. Tengo tres grandes aficiones: leer, la fotografía y salir al campo. Me interesa mucho todo lo que esté relacionado con el origen del perro. Me preocupa el cambio climático.