Introducción

Los problemas de crecimiento y desarrollo en los cachorros de perro suelen producir repercusiones visibles en los aplomos de los miembros y pueden llegar a producir serias desviaciones si no son corregidos a tiempo.

La mayor parte de los casos que he visto, a lo largo de mi vida profesional, han estado relacionados con una parasitosis masiva por Ascaris spp, y también por alimentación con carne magra (sin huesos y sin suplementación de calcio).

Al caso de este bull terrier de las fotos, se debe añadir la ausencia casi total de contacto con la luz del sol desde su nacimiento hasta el momento de la consulta (ausencia de radiación ultravioleta)

Las fotos reflejan el antes y el después, con varias semanas de tratamiento que incluyó: desparasitación, calcio dietético y parenteral, vitamina D y mucho sol.

A día de hoy los aplomos (ejes longitudinales) de los miembros anteriores son normales, a excepción de alguna pequeña molestia que suele experimentar ante la sobrecarga de actividad, posiblemente relacionada con un pequeño grado de artritis originado en la mala postura inicial.

Imagen posterior al tratamiento

Otro caso relacionado. Click aqui