La clínica como apuesta de futuro

El informe sectorial AMVAC 2017 expone las características del sector de clínicas veterinarias en España y desde un punto de vista objetivo y muy claro, describe las fortalezas, debilidades y expectativas de un sector clave para la creación de empleo, desarrollo tecnológico y de inversión para el futuro como es la clínica veterinaria de animales de compañía.

Del análisis del informe de AMVAC sobre el estado de la profesión y del sector de clínicas en el año 2017, se pueden extraer muchas conclusiones, pero en un diagnóstico rápido, surgiría una pregunta clave: ¿porque si crece el  número de mascotas, la sensibilidad de la gente hacia la tenencia de animales de compañia también va en aumento y la capacidad económica para hacer frente a las contingencias de esa tenencia (tenencia responsable: ya hablaremos también de eso), no parece un sector que distinga a sus actores principales, los veterinarios, por su tranquilidad laboral y económica?

Veamos unos puntos relevantes del informe:

 En las últimas décadas se percibe un cambio muy acentuado en la tenencia de mascotas, y dentro de ellas se encuentran las más populares como el perro y el gato. Cada vez es más fácil tener un amigo, vecino o compañero de trabajo que conviva con una o más mascotas.

La adopción de perros y gatos es una nueva tendencia que parece haber llegado para quedarse en la sociedad española, equiparándose a la tradicional compra de perros o de gatos de raza.

Para las nuevas generaciones, la motivación emocional en la adquisición de una mascota es el eje principal sobre el que gira la decisión de llevar un perro o un gato a casa.

Crece la adopción de mascotas. Prevalece la motivación emocional en la adquisición.

Este movimiento trae consigo un incremento notable de la sensibilidad general hacia todo tipo de animales, sobre todo con respecto a sus derechos y su calidad de vida y la percepción es que la sociedad está virando hacia una mayor convivencia con los animales de compañía y a una mayor preocupación por su salud y bienestar.

Como respuesta a esa demanda cada vez mayor, el sector de las clínicas veterinarias está experimentando un crecimiento notable así como un mayor nivel tecnológico en sus servicios. La realidad tecnológica de hoy era impensable hace dos décadas. En los últimos años es posible contar con diagnósticos por imagen más allá de la radiografía tradicional y la ecografía, especialistas en la mayoría de las disciplinas y con centros especializados de alto nivel.

Según el informe sectorial AMVAC 2017, el sector de las clínicas veterinarias ha experimentado un aumento de sus ingresos de casi un 6 %, una cifra que parecería poco, o inclusive no traducirse en un claro optimismo si no fuera que hace escasos 5 años, coincidiendo con la crisis económica, el sector se había contraído casi un 7%.

El inexplicable y desproporcionado aumento del IVA (del 8 al 21%) contribuyó en buena medida a un estancamiento del que hoy parece resurgir el sector de clínicas.

El avance en materia de diagnóstico y tratamiento de las enfermedades en animales de compañía está sustentado en la cada vez mayor especialización del veterinario. Oftalmología, oncología, dermatología, cardiología y traumatología, son algunas de las especialidades a las que el propietario puede acceder y el veterinario asumirlo como una opción más de posgrado.

¿Goza de buena salud el sector veterinario en general?

El informe sectorial AMVAC 2017 hace un análisis claro y contundente sobre las bondades del sector en los últimos años, pero también pone de manifiesto las debilidades sobre las que se debe trabajar con un sentido crítico en el futuro. Una conclusión importante y valiente por parte de AMVAC es la que se refiere al exceso en la producción de veterinarios y al gran número de facultades de Veterinaria en España, comparando con otros países del entorno europeo y toma como referencia el Producto Interior Bruto y la población para afirmar en forma contundente el exceso en la formación de nuevos veterinarios.

La atomización del sector, el exceso de facultades de veterinaria y la plétora profesional pueden transformar la inercia positiva que a raíz de la creciente sensibilidad de la sociedad hacia las mascotas empuja al sector de las clínicas en Europa hacia un problema de futuro.

En España, en la actualidad, hay un exceso medio de unos 9500 veterinarios, y si tenemos en cuenta que dicho informe destaca que el área de mayor interés para trabajar de los futuros licenciados en la clínica (53,1 %), lo más probable es que la apertura y cierre de establecimientos veterinarios siga con la misma dinámica actual o inclusive que empeore.

España tiene un exceso medio de 9500 veterinarios.

Hay 22400 veterinarios y debería haber 13000 aproximadamente.

De acuerdo a dos parámetros de comparación: la población y el PIB, España con respecto a otros países de la UE, “produce” una cantidad excesiva de veterinarios sin ninguna justificación clara, salvo la libertad que cada uno tiene de elegir lo que quiere hacer con su vida, afirmación muy romántica pero que se estrella muy a menudo con la realidad del día a día, y sobre todo la del trabajo digno, bien remunerado y en condiciones igualitarias atendiendo al actual sex ratio de las facultades de veterinaria en España, 75 % mujeres vs 25 % de hombres.

España es junto con Italia el país europeo con mayor número de facultades de veterinaria, 12 (más del doble de lo recomendado) de las que salen cada año 1400 veterinarios.

Francia y Reino Unido, con censos de animales y habitantes superiores, tienen menos de la mitad de facultades. Este exceso de profesionales hace que o bien tengan que salir fuera para ejercer o bien que tengan que competir en un mercado muy copado con la consiguiente alteración de precios y disminución de sueldos.

DATOS QUE INVITAN AL OPTIMISMO

AUMENTA EL CENSO DE MASCOTAS (2015 vs 2012)

  • CENSO PERROS – GATOS. Se incrementa el censo total de perros y gatos (7,41millones en 2015 frente a los 7,15 millones de mascotas en 2012).
  • Un 39,7% de los hogares españoles posee al menos una mascota. Siendo el perro el animal de compañía preferido (21,9%) y aumentando el nº medio de perros por hogar (1,31).
  • Las cifras disminuyen en el caso de los gatos, con un 8,2% de viviendas con gatos en 2015 contra el 9,5% de 2012 y con una bajada del número medio de gatos por hogar (1,54 en 2015 y 1,60 en 2012).
  • POBLACIÓN DE MASCOTAS. España hay unos 20 millones de mascotas (Estudio Privado 2015), repartidas en 5.147.980 perros, 2.265.980 gatos, 5.320.000 aves, 3.950.000 peces y 2.030.000 de otros (reptiles, roedores etc.)
  • TAMAÑO. En referencia al tamaño, un poco más de la mitad de las familias con perros los prefieren de tamaño pequeño, menores de 10 kgs, y dentro de estos, los de menos de 5 kgs.
  • PERROS. La mayoría de los perros (63%) de los hogares españoles son de raza, siendo los Yorkshire terrier la raza con mayor presencia. le siguen a distancia el Pastor Alemán, el bichón, el chihuahua y el labrador retriever que es la raza más popular del mundo.
  • GATOS. En el caso de los gatos solo el 20% de los  hogares tienen gatos de raza. Destacando el siamés y el persa como las razas preferidas.

Informe sectorial AMVAC 2017

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here