Herida complicada. Infección y esfacelación del tejido

En este sencillo pero interesante caso clínico, es posible comprobar como la paciencia, el trabajo constante, la alianza terapéutica propietario – veterinario, y la maravillosa recuperación de los animales pueden terminar en una vuelta completa a la normalidad.

Fueron 8 semanas de trabajo, hasta la reparación total del defecto, que comenzaron con el fracaso del intento de limpieza de la herida en la primera consulta.

Se procedió como en todas las heridas por mordeduras, sedación,  limpieza en profundidad hasta el sangrado, lavado a presión con abundante suero fisiológico, se colocan drenajes de Penrose, antibioterapia (amoxicilina – clavulánico), pero la extensión, la pérdida de vascularización y la infección de la herida, condujeron a una esfacelación del tejido en 48 horas.

cura 1º dia
Limpieza, desinfección más intento de vascularización aproximando los tejidos. Colocación de drenajes de Penrose.
cura 2º dia
Infección, necrosis y esfacelación del tejido a las 48 hs de la admisión en la clínica.

Campo abonado para una pérdida extensa de tejido y comienzo de una cicatrización por segunda intención.

Sedamos al paciente, y eliminamos todo tejido necrótico hasta la transición con tejido sano. Se procede al lavado con agua abundante (dejamos el suero fisiológico para extensiones menores) y raspado con cepillo quirúrgico con clorhexidina.

1º limpieza
Limpieza extensa y agresiva con cepillo quirúrgico embebido en clorhexidina.
2º limpieza. lavado con agua
Lavado de la herida con abundante agua del grifo.

Existen autores que recomiendan no utilizar agua del grifo debido a la citotoxicidad que ejerce sobre las células de reparación de las heridas. Respetamos este precepto siempre que no sean heridas muy contaminadas o con abundantes restos necróticos y detritus, donde se aprovecha el barrido del agua a presión. Una vez lograda la disminución de la carga bacteriana, y en presencia de  neocapilares del tejido de granulación, siempre se debe utilizar suero fisiológico estéril para la limpieza de heridas.

Por último, se decide enseñar al propietario como “pincelar” con miel unas 4 – 5 veces al día, ya que no es posible vendar la zona.

IMPORTANTE: solo se utilizaron antibióticos los primeros 7 días, de los 60 que duró el proceso de reparación de la herida.

1º semana
1º semana del inicio de cicatrización con miel pincelada.

 

3º semana
3º semana. Reducción de la herida por contracción del tejido cicatrizal. Epitelización incipiente.

 

5º semana
5º semana.

 

8º semana
8º semana. Alta clínica.

 

7 Comentarios

  1. Estimado a que se refieren con pincelar, es solo aplicar miel en la zona afectada?, en caso de que fuese una herida en abdomen de gato es recomendable aplicar vendaje con apositos con miel ?

    Saludos

  2. He tenido la grata experiencia de utilizar miel en diversas afecciones sobre todo en heridas por trauma,con resultados sorprendentes,una terapia tal vez muy rustica pero muy superior que otros tratamientos.Una gran regeneracion del tejido que muchas veces tiene un gran porcentaje de necrosis.Muy recomendable.

  3. Excelente trabajo, es admirable la dedicación puesta en el paciente, en muchos de ellos no se terminan o se realizan correctamente los tratamientos. he tenido la oportunidad de trabajar con miel con muy bnos resultados, ademas se puede emplear azucar o panela rayada que limpian eficientemente las heridas y mejoran la cicatrización de las misma

  4. Existen varios alternativas en el mercado para facilitar la regeneración de los tejidos por segunda intención, sin embargo, en mi experiencia el azúcar y la miel siguen siendo mi primera elección no solo por su costo, si no por su impecable respuesta al momento de evaluar una herida. 100% recomendado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here