CUERPO EXTRAÑO GÁSTRICO EN PERRO

La sospecha de un cuerpo extraño gástrico se suele asociar principalmente a cachorros en fase de romper cuanta cosa se le cruce por delante.
No siempre es así. En ocasiones un perro adulto puede ingerir, por múltiples razones, un cuerpo extraño de difícil o imposible tránsito digestivo.
El principal signo clínico es el vómito, y tanto la anorexia como la apatía pueden ser inconstantes, sobre todo, si como se puede comprobar por las imágenes, el cuerpo extraño está íntegramente alojado en el estómago.

También puedes ver:

CUANDO LOS SIGNOS CONFABULAN PARA QUE TE EQUIVOQUES (pero tú se lo pones difícil..)

En este caso, el paciente mantenía las ganas de comer durante las primeras horas, pero según transcurría el tiempo, la sintomatología hacía sospechar de algo más que una indigestión simple. Nuestro paciente, un chihuahua adulto, había estado de celebración familiar, llegando inclusive a “robar” algún trozo de comida. Todo hacía sospechar que los vómitos y el decaimiento creciente estaban relacionados con una indigestión simple, llevando a coincidir los signos clínicos con una pancreatitis (tenía antecedentes en andanzas gastronómicas previas).
Las analíticas, salvo una discreta elevación de la fosfatasa alcalina, estaban dentro de la normalidad. No tranquilos con el cuadro hemático, insistimos en descartar un proceso digestivo añadiendo un test de cPL, – lipasa pancreática canina – (específica para estados de reactividad pancreática en el perro), pero para mayor sorpresa, dio valores normales.

A primera hora de la mañana, aprovechando la hidratación intravenosa con cloruro de sodio, se administró maropitant (dosis/peso), con el fin de cortar el vómito.
A primera hora de la tarde, continuaba con vómitos, entonces se decidió realizar la gastroscopia, con el resultado que tan fielmente reproducen las imágenes a continuación:

SE OBSERVA UN LIGERO TINTE BILIAR PROCEDENTE DEL DUODENO, Y POR DEBAJO DE LA INCISURA ANGULAR INTENTANDO ENTRAR EN EL ANTRO PILÓRICO, UN OBJETO EXTRAÑO
SE IDENTIFICA EL CUERPO EXTRAÑO COMO UNA IMITACIÓN PLÁSTICA (JUGUETE) DE UNA MONEDA DE 2 CÉNTIMOS. SE PROCEDE A CAPTURAR CON UNA CESTA ENDOSCOPICA
¡ENCESTADO EL CUERPO EXTRAÑO!. NO SIEMPRE ES TAN FÁCIL Y TAN RÁPIDO, PERO EN ESTE CASO, FUE AL PRIMER INTENTO.
COMPROBADA LA AUSENCIA DE OTRO ELEMENTO EXTRAÑO, SE VALORA EL ESTADO DE LA MUCOSA Y SE DA POR TERMINADA LA MANIOBRA.
OBJETIVO CONSEGUIDO, CUERPO EXTRAÑO FUERA DEL ESTÓMAGO.

La gastroscopia se realiza con una insuflación mínima, aunque en los límites para el tamaño del animal. Se puede apreciar la ausencia de pliegues de la mucosa, situación que indica que se debe ser cauto con nuevas insuflaciones. En este caso, no fue necesario trabajar con mayor distensión debido a lo rápido que se localizó y “encestó” el cuerpo extraño.

Artículo anteriorHETEROCROMIA IRIDAL
Artículo siguienteANOMALÍAS VERTEBRALES CONGÉNITAS
A. ROMAIRONE DUARTE
Veterinario, PhD.