El tumor venéreo transmisible se diagnosticó por primera vez en 1876. Se transmite por el coito aunque existen reportes de transmisión por lamidos. En las hembras se localizan principalmente en la vulva. El signo más importante en los machos son las abundantes hemorragias a partir del pene y prepucio, así como un continuo lamido y supuración serosanguinolenta del prepucio. (ver diagnóstico diferencial)

tvtmacho1-490

El cariotipo, el antígeno de superficie y los estudios de histocompatibilidad indican que los tumores venéreos transmisibles se han mantenido en la población canina de un único tumor original. La mayoría de las células tumorales contienen 59 cromosomas, de los que 17 a 19 son metacéntricos en contraste con el cariotipo del perro normal de 78 cromosomas acrocéntricos. (Shirley D. Johnston. Oncología del sistema reproductor de la hembra canina. En Texto de Cirugía de los pequeños animales. Tomo II. Douglas H. Slatter)

tvthembra0-490

Hembra con TVT en zona vulvar

Es desconocida su capacidad de metástasis sobre todo en aquellos casos de regresión espontánea. Son masas pedunculadas de base amplia, se desgranan con facilidad a la palpación, y sangran abundantemente. Suelen localizarse con más frecuencia en la zona de los bulbos del pene.

tvtmacho0-490

Típica apariencia con el pene protruído «repollo»

Experimentalmente se han inducido las metástasis. (animales inmunosuprimidos, cachorros y animales irradiados antes del trasplante celular).

Capacidad de metástasis experimental : 1,3 %  (5 de 385 perros).

Tratamiento:

Responde muy bien al protocolo quimioterápico con vincristina.

Se debe monitorizar la leucopenia.

Algunos TVT resistentes a la vincristina pueden ser tratados con doxorrubicina.

La extirpación quirúrgica en este tipo de tumores no está indicada dado que tienden a recidivar en numerosas ocasiones.

Pronóstico: es bueno con ausencia de metástasis.

En animales inmunocomprometidos la diseminación y el pronóstico suele ser bastante malo.

Se han notificado casos de regresión espontánea.

Diagnóstico diferencial: lesiones sangrantes del pene o vulva por laceraciones o heridas o tumores de origen no venéreo sobretodo en el caso de las hembras.

heridamacho1

No todas las lesiones sangrantes son TVT!!

temas-relacionados-copia