Biopsia. Muestras para histopatología

La obtención de una muestra con valor histopatológico requiere de una planificación adecuada que incluya el tipo de tejido sospechoso, enfermedades concomitantes del paciente, localización anatómica de la masa, conocimiento previo del material y la técnica de biopsia, así como los posibles diagnósticos diferenciales a considerar.

Someter a un paciente a una anestesia general para una toma de muestras requiere una sospecha bien fundamentada, que debe trasladarse en forma de un cuidado riguroso para la muestra obtenida.

Planificación previa, obtención de una muestra representativa, identificación, conservación y un transporte rápido y eficiente son las claves para obtener resultados excelentes a partir de una biopsia.


La sospecha clínica, necesita fundamentarse en la evidencia científica de un estudio citológico previo y de una histopatología posterior. Es el punto de partida de la excelencia en oncología veterinaria.


El procedimiento de la toma de muestras puede variar en función del tumor, preferencias del cirujano, tecnología y presupuesto destinado al caso, pero no debemos olvidar que el fin es conseguir llegar a un diagnóstico definitivo, por consiguiente, el conocimiento de los pasos para obtener, fijar, enviar e interpretar los resultados obtenidos son el inicio de la excelencia en oncología veterinaria.

Biopsia excisional y biopsia incisional

Se describen dos tipos principales de biopsia: incisional y excisional, teniendo en cuenta si la muestra es una parte del total o representa el total del tejido sospechoso.

En el caso de la biopsia excisional, el objetivo primario no suele ser únicamente el diagnóstico, sino también el tratamiento, consistiendo éste en la extracción total del tumor con márgenes de seguridad, que posteriormente corroborará el estudio histopatológico.

 

Impronta del tejido

 

Inclusión en formol y envío al laboratorio

Márgenes de seguridad

Se considera como margen de seguridad en la extracción de un tumor, a la distancia periférica ó lateral, y en planos profundos, que asegura la extracción completa del tejido tumoral y la ausencia de metástasis satélites ó prolongaciones del tumor principal. Estos márgenes deben considerar en su extensión, la zona anatómica, la futura cicatriz y el comportamiento biológico del tumor.


Como regla general se deben considerar márgenes amplios, tanto en lateral como en los planos profundos, teniendo como límite aquellos planos anatómicos que resisten a la diseminación tumoral como las fascias, ligamentos o tendones.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here