Radiología Veterinaria

El diagnóstico de cuerpos extraños, junto al diagnóstico de fracturas es una de las indicaciones y aplicaciones más habituales de la radiología aplicada a  la clínica de pequeños animales.

En este caso, el propietario había advertido que su mascota estaba jugando con un clavo metálico, y cuando intentó quitárselo, el animal lo tragó y….., corriendo al veterinario.

No hubo ningún tipo de sintomatología, excepto la imagen que se puede apreciar a continuación.

Por suerte, la posición de la parte roma (cabeza del clavo) estaba orientado en sentido del tránsito intestinal, aunque creo, que de haber sido al contrario, hubiera ocurrido lo mismo.

Finalmente, el clavo se recuperó después de una defecación normal.

En estos casos, al igual que con determinados objetos contundentes, romos y de un tamaño adecuado a la luz intestinal (piedras) lo ideal es controlar la evolución del objeto, ya que lo más probable es que lo elimine en forma natural.

En caso contrario, no se debe dudar en su extracción quirúrgica, sobre todo si existen signos de leucocitosis, abdomen agudo, leucocitos abundantes en la citología peritoneal, o signos inequívocos de sepsis asociada a perforación intestinal.