Introducción

La aparición de esta malformación se asocia a un defecto congénito, es decir, del desarrollo de las estructuras del labio, de las estructuras del paladar o de ambas en conjunto.

En inglés se utilizan dos nombres distintos para el proceso que nosotros denominamos labio leporino en conjunto, que son cleft lip («labio partido») y harelip («labio de liebre»).

Aunque se define como un problema del desarrollo, no se descarta el componente genético del proceso, por ello se aconseja separar de la reproducción aquellos animales que tengan la posibilidad de transmitir este gen indeseable.

Este tipo de malformaciones son extremadamente interesantes debido a la variedad de componentes que pueden intervenir en su aparición (componentes ambientales, nutricionales como exceso y falta de vitaminas, virales, etc) y de la posibilidad de asociación a determinadas razas como el cocker inglés por citar un ejemplo de componente racial.

Labio Leporino