Introducción

La hiperplasia gingival canina, es un proceso generalizado de la encía que recuerda a los epulis, aunque se considera una entidad distinta a los mismos.

Suele afectar a perros geriátricos y sobre todo a razas braquicefálicas, por ejemplo bóxer (como el de la fotografía).

Hiperplasia gingival boxer

Artículo anteriorPapiloma oral canino.
Artículo siguienteCanario anilla incarcerada
Naci en Mar del Plata, República Argentina, el 13 de julio de 1962. Desde el año 1988 vivo en España. Tengo tres grandes aficiones: leer, la fotografía y salir al campo. Me interesa mucho todo lo que esté relacionado con el origen del perro. Me preocupa el cambio climático.