Introducción

La gingivitis crónica felina es un proceso inflamatorio que afecta a la mucosa oral y la encía, por ello lo correcto sería denominarlo complejo gingivitis – estomatitis felina.

Es una entidad propia del gato, que se caracteriza por una fuerte reacción inflamatoria del tejido de la zona de las tonsilas y pliegues glosofaríngeos, acompañado también por reacción gingival marcada.

Complejo gingivitis estomatitis felina

Etiología. No se ha determinado exactamente cual es el origen de este proceso, aunque se responsabiliza a una fuerte respuesta inmunológica del paciente ante antígenos como podría ser el virus de la leucemia felina, calicivirus, bacterias como la Pasteurella multocida, etc.

La implicación de esta respuesta inmunomediada, ha originado varias líneas de trabajo que incluyen tratamientos con corticoides de depósito, Interferon y ciclosporina, con respuestas que varían mucho dependiendo del caso y del individuo.

Es importante asociar al tratamiento general, un mantenimiento de la microflora de la boca con antisépticos locales que permitan disminuir la carga bacteriana de superficie y con ello los principales signos: halitosis y dolor.

Gingivitis linfoplasmocitaria felina