Dilatación gástrica sin torsión / Dilatación gástrica con torsión (DVG)


La dilatación gástrica sin torsión es un proceso que puede aparecer en cualquier edad, pero es más probable que pueda ocurrir en cachorros, debido a ingesta excesiva, aerofagia y/o producción de espuma y gas en el aparato digestivo.


El acúmulo de gas – timpanismo – produce incomodidad, dolor abdominal y distensión a la palpación.

Es de mejor pronóstico que la dilatación con torsión, aunque puede ser el inicio de un proceso más grave que derive en la torsión.



La dilatación con torsión también definida como dilatación vólvulo gástrico (DVG) se produce cuando se produce una rotación sobre el eje mesenterico, produciendo una obstrucción al vaciado gástrico con la consiguiente acumulación de su contenido y también, y de muy mal pronóstico, la torsión y colapso vascular de los vasos aferentes y eferentes de la porción digestiva craneal, incluido el bazo.


Se trata de una urgencia quirúrgica que necesita de una destreza y experiencia, no solo quirúrgica, sino también médica ya que la estabilización del paciente es primordial antes del abordaje quirúrgico.

Las arritmias, el colapso vascular y el desbalance electrolítico son las principales complicaciones que pueden aparecer durante el progreso del cuadro clínico.

Dentro de las causas, se postulan como muy probables, la conformación anatómica, predisposición genética, ingesta excesiva, alimentos fermentescibles, ejercicio postprandial, ileo paralítico, vómitos, etc.