CUANDO EL CUERPO EXTRAÑO ES UN HUESO

El perro doméstico puede disfrutar con los huesos, siempre que el tamaño del mismo le obligue a ejercer la acción completa de masticación y no pase directamente a la deglución. Han de tomarse ciertas precauciones a la hora de facilitar huesos, el tamaño, el fragmento y la especie de la que proceda, son fundamentales. Muchos factores pueden transformar un hueso en un cuerpo extraño, y la extracción en muchos casos, puede requerir anestesia y/o cirugía. ES MUY IMPORTANTE EVITAR LOS HUESOS ASTILLABLES, O AQUELLOS QUE POR TAMAÑO PUEDEN SER DEGLUTIDOS SIN MASTICAR.

A DOS CÉNTIMOS DE UNA CIRUGÍA..

La sospecha de un cuerpo extraño gástrico se suele asociar principalmente a cachorros en fase de romper cuanta cosa se le cruce por delante. No siempre es así. En ocasiones un perro adulto puede ingerir, por múltiples razones, un cuerpo extraño de difícil o imposible tránsito digestivo.

INTERPRETACIÓN DEL PROTEINOGRAMA II

AUTORA. CRISTINA FERNÁNDEZ ALGARRA. Existen diferentes patrones comunes de proteinograma que ayudan a clasificar los diferentes procesos, pero siempre bajo la premisa de que un proteinograma nunca es especifico de una enfermedad, sino que forma parte de la base de datos necesaria para la realización de un diagnóstico.  Al mismo tiempo, el proteinograma siempre debe ir asociado a la cuantificación sérica de cada una de las fracciones representadas y de su intervalo normal de referencia establecido por el laboratorio.

El diagnóstico clínico II

Realizar un diagnóstico clínico puede ser una tarea muy sencilla o extremadamente complicada si no estamos familiarizados con el sistema a explorar.

Úlcera corneal profunda.

La úlcera corneal profunda canina se define como la lesión ocular que atraviesa el epitelio y llega a capas más profundas de la córnea, produciendo daño en el estroma corneal o incluso llegando a la membrana de Descemet y el endotelio corneal.

Artículos recientes