cerrar x

Xeromicteria. Nariz secaCaninos

Hiperqueratosis de la trufa asociada a hipotiroidismo.

Xeromicteria. Nariz seca.

La sequedad de la nariz constituye un signo clínico contundente en muchos casos de desórdenes metabólicos o neurológicos en la práctica clínica de animales de compañía.

Es necesario descartar todas las posibles causas que producen esta alteración, antes de considerarlo una simple modificación de la mucosa nasal, o una reacción de la piel ante estímulos repetidos o simplemente atribuirlo a la edad. Restarle importancia a este signo clínico, afirmando que es un proceso “normal en perros viejos” puede conducir a errores diagnósticos y agravamiento de enfermedades subyacentes.

La hiperqueratosis nasal suele ser motivo de preocupación y consulta por parte de los propietarios. En muchos casos, debemos rendirnos a la evidencia, y solo es posible asociarlo a la edad, pero deben investigarse otras causas, como por ejemplo, alteraciones en las hormonas tiroideas (hipotiroidismo canino), y también a posibles causas de neuropatías  como parálisis del n.facial (VII par)  ó lesiones del n. trigémino (V par).

Hiperqueratosis de la trufa asociada a hipotiroidismo.

Hiperqueratosis de la trufa asociada a hipotiroidismo.

Puede presentarse en forma unilateral o bilateral y estar asociado a secreción mucopurulenta.

El origen del proceso se encuentra en una insuficiente o nula inervación parasimpática (hiperqueratosis nasal parasimpatica) de las glándulas serosas de la trufa, mediadas por el nervio facial.

805 xeromicteria II

Xeromicteria unilateral con colecta mucopurulenta

El estímulo aferente para la secreción nasal está mediado por el V par (nervio trigémino).

La neuropatía del nervio facial inducida por hipotiroidismo ilustra este caso clínico y es una causa muy frecuente de xeromicteria en el perro.

805 xeromicteria I

Sequedad, mucosidad e hiperqueratosis unilateral. Se aprecia el contraste con el orificio nasal sano.

 

Evolución tras el diagnóstico y las primeras dos semanas de tratamiento.

Evolución tras el diagnóstico y las primeras dos semanas de tratamiento.

Diagnóstico diferencial: moquillo canino, leishmaniasis, pénfigo, dermatosis sensible al zinc, LES, paraqueratosis nasal.

Comentarios

  1. Fran dice:

    Hola, muchas felicidades por su página ya que realmente contribuye a ampliar nuestros conocimientos como MVZ. Mi duda es que si en su experiencia la hiperqueratosis nasal puede presentarse como único signo de alguna de las enfermedades antes mencionadas?

  2. Como único signo es un poco difícil de asegurar. Lo que si podría ocurrir es que fuera el signo más visible, más objetivo, que nos permitiera iniciar la investigación clínica para llegar al diagnóstico final.
    Un solo signo no debería ser nunca el determinante de un diagnóstico, salvo aquellas excepciones de origen traumático que su presencia nos indica claramente el origen del problema (fracturas posteriores a un atropello, por ejemplo).
    Muchas gracias por tu interés y tus conceptos sobre la web. Atentamente. ARD

  3. Edgar Antonio Alvarado dice:

    HOLA, FELICIDADES, QUE BUENA PAGINA, LOS CONTENIDOS ESTAN MUY BIEN Y VERDADERAMENTE SON DE MUCHA UTILIDAD

  4. Juan Pablo Herrera L dice:

    Colega,

    Muchas gracias por exponer sus casos clínicos. Su página es bastante práctica, y de lectura fácil de entender.

    Juan Pablo Herrera L.
    MV