cerrar x

Ligamento cruzado anteriorCaninos

Esquema simplificado de la anulación de la inestabilidad de la rodilla por rotura del LCA

Ligamento cruzado anterior en el perro.

Los ligamentos cruzados son los principales responsables de la estabilidad cráneo caudal de articulación y del posible exceso en  su rotación interna.

Elementos ligamentosos que contribuyen a la estabilidad de la rodilla en el perro.

LIGAMENTO CRUZADO CRANEAL (ANTERIOR). Impide el desplazamiento craneal de la tibia.

LIGAMENTO CRUZADO CAUDAL (POSTERIOR). Impide el desplazamiento caudal de la tibia.

Estabilidad en la rotación. En flexión los dos ligamentos cruzados se enrollan sobre sí mismos, limitando la rotación interna de la tibia.

Los ligamentos colaterales refuerzan la articulación en lateral y en medial.

LIGAMENTO COLATERAL MEDIAL. Se origina en el epicóndilo medial del fémur, y en su recorrido hacia el lado medial de la tibia se fusiona parcialmente con la cápsula articular y se adhiere en su camino al menisco medial.

LIGAMENTO COLATERAL LATERAL. Se origina en el epicondilo lateral del fémur por encima del origen del músculo poplíteo, y se inserta en la cabeza del peroné (fíbula) y en el cóndilo tibial lateral.

CÁPSULA ARTICULAR. Está formada por tres sacos, dos tibiofemorales y uno femororrotuliano.

MENISCOS. Compensan la incongruencia entre la tibia y el fémur.

Rotura del ligamento cruzado anterior. LCA

La rotura del ligamento cruzado anterior o craneal, LCA, es una afección de la rodilla muy habitual en la clínica del perro. Lo más corriente es un origen traumático, donde una hiperextensión del LCA termina con la rotura del mismo.

No menos frecuente, es la debilidad previa del ligamento cruzado anterior en el perro,  debido a tratamientos corticoides prolongados, que suelen afectar por igual a ambas rodillas, aunque no necesariamente en el mismo evento. Tratamientos prolongados con corticoides (procesos autoinmunes, alergias, procesos oncológicos) deben llamar nuestra atención hacia los mecanismos de estabilidad de la rodilla, si existe dificultad en la marcha o cojeras inespecíficas.

Técnicas de nivelación tibial.  En 1984, Slocum, introdujo el concepto de osteotomía de nivelación con el fin de limitar el desplazamiento de los condilos femorales sobre una meseta tibial carente del freno impuesto por el ligamento cruzado craneal. A partir de entonces, se han desarrollado variadas técnicas quirúrgicas (TPLO, TTA, etc) para solucionar este problema, que van de mayor a menor complejidad, aunque no todas se encuentran al alcance de la mayoría de las clínicas (necesitan de una curva de aprendizaje, basada en una casuística amplia,  cirujanos y material especializado).

En este post, se describe el método diagnóstico (prueba del cajón anterior)  y algunos datos relevantes a tener en cuenta en la técnica extracapsular (técnica de Flo modificada) que consiste en anular la inestabilidad y el movimiento hacia craneal de la tibia (originalmente impedido o limitado por el ligamento cruzado anterior o craneal). Esta técnica, muy sencilla y de muy buenos resultados, sobre todo en perros pequeños y medianos, consiste en un reemplazo de material sintético, no absorbible, que limita el desplazamiento craneal de la tibia, anclado entre la fabela lateral (sesamoideo) y la cresta de la tibia, aprovechando la expansión de la inserción del ligamento rotuliano. Existen múltiples variaciones, inclusive llegando a anclajes con perforaciones en la cresta tibial.

La técnica de Flo original contempla realizar el anclaje extracapsular en ambos lados de la articulación (lateral y medial) compartiendo el mismo material no absorbible a través de un orificio en la cresta de la tibia, mientras que en la modificación descripta solo se realiza en lateral y no se perfora la tibia.

Esquema simplificado de la anulación de la inestabilidad de la rodilla por rotura del LCA

Esquema simplificado de la anulación de la inestabilidad de la rodilla por rotura del LCA

Cajón anterior. En el primer video se puede apreciar el desplazamiento craneal de la tibia, cuando se la fuerza hacia adelante y se sostiene inmovilizado el extremo femoral. Esta es la prueba del cajón anterior y constituye, junto a la exploración clínica y radiográfica, la pauta diagnóstica definitiva de rotura de LCA.

Aspectos a tener en cuenta de la cirugía. El segundo video describe los aspectos más importantes a valorar en la cirugía extracapsular de estabilización de la rodilla por rotura del ligamento cruzado anterior. En las primeras imágenes se puede apreciar el extremo distal roto del ligamento y su extracción. Este es un procedimiento que no siempre llevamos a cabo, de hecho, la artrotomía es excepcional, salvo una indicación específica o sospecha de implicación del menisco. Por último, destacamos la importancia de cubrir el material no absorbible que limita el movimiento de la tibia hacia craneal con sumo cuidado, utilizando la aponeurosis del biceps femoral y la fascia lata. La tensión aplicada al material utilizado, debe ser la necesaria hasta que desaparezca el cajón anterior.