cerrar x

Leishmania, siempre de actualidad..Area LeishmaniaCaninosNoticias

Leishmaniosis_grande

Dieta. Tratamiento adyuvante en la leishmaniosis canina

cecilia-0285

La leishmaniosis canina es una enfermedad endémica en la zona mediterránea. La leishmaniosis en perros se transmite mediante el vector de la especie Phlebotomus, quien transmite el protozoo Leishmania infantum con su picadura. El perro constituye el principal reservorio de la enfermedad.

Clínica de la leishmaniosis canina

La leishmaniosis canina da lugar a una afectación sistémica consistente en anorexia y pérdida de peso acompañada de dermatitis, palidez de mucosas y linfadenopatías. Respecto a las pruebas complementarias, en la analítica pueden aparecer anemia, trombocitopenia y alteraciones de las proteínas sanguíneas.

Tratamiento de la leishmaniosis canina

Dado la gravedad de la leishmaniosis canina es muy importante iniciar un tratamiento apropiado con la mayor brevedad posible. Generalmente se utiliza la combinación de antimoniales y alopurinol, aunque en los últimos años se han sumado nuevos medicamentos en la lucha contra la enfermedad, como la miltefosina y la domperidona.

El papel de la dieta como tratamiento adyuvante

La cuestión radica en si además de iniciar lo antes posible un tratamiento adecuado podemos tomar otras medidas adyuvantes para mejorar el control de la enfermedad. Para esclarecer el tema desde Affinity se llevó a cabo un estudio prospectivo para analizar perros con leishmaniosis y el potencial beneficio de una dieta específica.

 

logo

Para ello se administró una dieta indicada para perros con leishmaniosis junto con el tratamiento convencional durante 90 días. Los resultados que se encontraron una vez terminado el estudio fueron:

  • Aumento de peso: Se observó un incremento del 8% del peso corporal en promedio. Analizando el Índice de Condición Corporal (BCS Body Condition Score) se encontró un aumento del 24% del peso en animales que al comenzar el estudio presentaban un peso menor.
  • Linfadenopatía: Desapareció en 10 animales que presentaban al inicio del estudio, persistiendo tan sólo en 2 de 21 animales. Esto indica una recuperación del sistema inmune.
  • Alteraciones cutáneas: Los 14 perros que tenían alteraciones dermatológicas graves al inicio del estudio mejoraron sustancialmente. Al acabar los 90 días no existía ningún animal con lesiones graves o intermedias.

Analíticamente la mejoría se constató de la siguiente manera:

  • Serie roja: Al final de los 90 días sólo un perro presentaba alteración de los 3 parámetros (recuento de eritrocitos, hemoglobina y hematocrito) contra los 13 que presentaban alteraciones al principio del estudio.
  • Plaquetas: La trombopenia estaba presenta en 7 perros al inicio del estudio. En 6 de ellos había desaparecido al final, persistiendo en uno.
  • Creatinina: No se produjeron elevaciones de la creatinina en ninguno de los animales.

Con todos estos resultados se concluyó que no sólo se produjo una mejoría clínica y analítica en perros con leishmaniosis sino que también se produjo mejoría a nivel inmunitario.

Información ofrecida por el Estudio Leishmaniosis. RESEARCH REPORTS. Affinity