cerrar x

La Quiropráctica VeterinariaComentariosNoticias

Quiropráctica veterinaria

En la clínica diaria,  los veterinarios estamos en contacto con animales con síntomas como cambio de postura, menor performance, falta de coordinación, rigidez, atrofia muscular, perros con dificultad para saltar, entrar en el coche, etc.

Muchos de esos síntomas son complicados de tratar con la medicina tradicional. Sin embargo, con la quiropráctica, podemos resolver muchos de esos problemas.

La quiropráctica es una terapia que estimula la fuerza recuperativa del cuerpo para curarse sin el uso de medicamentos o cirugía.

Los fundamentos de la quiropráctica están basados sobre la relación íntima entre la columna vertebral y el sistema nervioso y sobre la función de la columna vertebral en la biomecánica y el movimiento del animal.

Se puede utilizar la quiropráctica con cualquier animal, excepto en las situaciones debajo escritas (las contraindicaciones).

Los animales adultos, animales jóvenes y animales viejos se benefician de la quiropráctica. Los animales que tienen una vida muy activa, animales de competición, atletas, animales que han sufrido algún traumatismo o que han tenido intervención quirúrgica se benefician de la quiropráctica.

Con la quiropráctica, restablecemos la movilidad normal vertebral y mejoramos el movimiento de las articulaciones de la columna vertebral y de las extremidades. Esta mejoría del movimiento resulta en unos músculos, tendones y ligamentos más resistentes, más fuertes y más desarrollados. También podemos observar una mejoría de la postura  y la función del cuerpo.

También mejora la coordinación y la propiocepción enviando estímulos positivos hacia el cerebro. Todo eso resulta en un mejor rendimiento de los animales de competición.

Influenciamos los órganos internos, resultando en mejor salud en general y mejor inmunidad.

El tratamiento quiropráctico establece el suministro normal de los nervios.

A menudo, el tratamiento resulta en un alivio inmediato del dolor y un alivio de la tensión corporal.

Trauma, conformación, performance, nacimiento y parto, actividades diarias, transportación, falta de ejercicio, sobrepeso,  edad, problemas dentales/ mal oclusión dental, cojera clínica, cojera sutil, anestesia general.

Los atletas se benefician mucho de la quiropráctica. Está demostrado científicamente que el rendimiento mejora con tratamientos de quiropráctica.

Además de los beneficios ya comentados, los siguientes ayudan al atleta a tener mejor rendimiento:

1. Incrementa la circulación, la eliminación del ácido láctico, la entrega de oxígeno y nutrientes, la flexibilidad y el entrenamiento eficaz

2. Reduce el dolor,  las adherencias, el tiempo de recuperación, los espasmos musculares, la probabilidad de lesiones y ayuda al cuerpo a relajarse, reparar y preparar para el próximo evento deportivo.

Es muy importante que los dueños de los animales entiendan que los síntomas de subluxaciones no solamente son síntomas de dolor.

Cuando hay inflamación, fracturas, riesgo a fracturas, debilidad ósea, osificación de las vertebras, tumores, inestabilidad patológica espinal,  está contraindicado tratar el animal con quiropráctica.

La quiropráctica es un tratamiento muy poderoso, pero tiene sus contraindicaciones. Es imprescindible que la persona que ejerce la quiropráctica para animales sea un veterinario o un doctor en  quiropráctica diplomado.

Emmanuelle Vandendriessche, Medica Veterinaria

Diplomada en Quiropráctica Veterinaria

Directora de la Academia Internacional de Quiropráctica Animal (AIQA)  http://www.quiropracticaanimal.com

Miembro de la Asociación Iberoamericana de Quiropráctica Veterinaria  www.quiropracticaveterinaria.com y International Veterinary Chiropractic Association

http://www.emmanuelle-vandendriessche.com