cerrar x

Fístulas perianales del Pastor AlemánCaninos

fístulas perianales 2

Fístulas anales

La forunculosis anal o fístulas perianales, característica del Pastor Alemán, cursa con la formación de fístulas en el tejido perianal y perirectal.

La etiología de la enfermedad se desconoce barajándose principalmente causas autoinmunes. El Pastor Alemán no es la única raza en la que podemos encontrar estas fístulas (ej. el Setter Irlandés) pero sí la más típica. Los signos clínicos principales son tenesmo y disquecia, se observan lesiones alrededor del ano con muy mal olor, molestias continuas con lamidos compulsivos, heces blandas o diarreicas, estreñimiento, pérdida de peso y apatía marcada.

Tras limpiar bien el área en el momento de consulta, (probablemente tenga un acúmulo de pelos enredados y heces) , para lo cual puede ser necesario sedar al animal; el diagnóstico es evidente, la apariencia típica de trayectos fistulosos no deja duda. Puede haber ulceraciones, infección marcada y sangrado.

fístulas perianales 3

El tratamiento principal se basa en la utilización de inmonumoduladores como la ciclosporina, o ciclosporina asociada con ketoconazol y tacrolimus.
Los corticoides en una primera fase del tratamiento otorgan una mejoría muy importante.

Este tratamiento presenta buena respuesta a las pocas semana de iniciado el tratamiento pero las recidivas son frecuentes.

En resumen, se trata de una enfermedad crónica, insidiosa, muy dolorosa y de tipo inflamatorio/ulcerativo, de fácil diagnóstico por su apariencia característica y raza típica de presentación. La respuesta pocas veces es completa y el tratamiento de la enfermedad va más enfocado a un control de la misma.

Por el momento, el único fármaco que ha demostrado eficacia para el control de la enfermedad (que no curación completa) es la ciclosporina con el inconveniente de su coste en relación al peso del animal.

El láser quirúrgico es una muy buena opción complementaria al tratamiento inmunosupresor. El manejo dietético con pienso hipoalergénico también está recomendado pero sin base casuística clara.

María Rafael Vega.


Bibliografía:

  • Medleau L., Hnilica K.A., 200. Small Animal Dermatology. Ed: Saunders.
  • Nutall et all., 2010. Enfermedades cutáneas del perro y del gato. Ed: Virbac.
  • Machicote G., 2004. Uso de la ciclosporina en el tratamiento de las fístulas perianales caninas a propósito de cuatro casos clínicos. Rev. AVEPA, 24(3):167-173.
  • García-Sancho M., Sainz A., Rodríguez-Franco F., 2009. Aplicación de ciclosporina a diferentes dosis en el tratamiento de fístulas perianales en el perro. Rev. AVEPA, 29 (3): 147-153.