cerrar x

El diagnóstico clínico IICaninosComentariosEditorialFelinos

El diagnóstico clínico en clínica veterinaria

El diagnóstico clínico en animales de compañía podría compararse con hacer un trayecto por un camino desconocido sin más ayuda que:

  • 1) un mapa,
  • 2) un guía conocedor de la zona a recorrer
  • 3) un gps tecnológicamente avanzado.

En el primer caso, la utilización de un mapa requiere no solo de ciertos conocimientos de cartografía, sino de un sentido innato de la orientación; se puede tardar más o menos, pero siempre se llega al destino.

Con un guía conocedor de la zona, se puede recorrer mejor el camino, pero es muy probable que no se recuerden detalles importantes y no nos queden muchas pistas en caso de tener que volver a recorrerlo.

Por último, y para terminar la comparación a la que quiero llegar, el gps tecnológicamente avanzado si no sabemos lo que es una coordenada geográfica o una coordenada utm es muy poco probable que nos sirva para algo

El mapa para mi representa la anamnesisel reconocimiento de los signos clínicos, la familiarización con la especie a tratar y la seguridad del papel escrito: los libros de consulta. El guía conocedor de la zona, quiere representar a la persona de mayor experiencia que nos puede ayudar puntualmente a resolver un problema, pero de la que tenemos que sacar conocimientos más que casos resueltos, y por último el gps podría simbolizar una resonancia magnética o una ecocardiografía en un caso de una fístula infraorbitaria muy dolorosa para nuestro paciente: tecnología sobredimensionada para un diagnóstico que solo requiere observación y empatía.

Realizar un diagnóstico clínico puede ser una tarea muy sencilla o extremadamente complicada si no estamos familiarizados con el sistema a explorar, con la especie y sobre todo si no seguimos una rutina basada en la anamnesis, la exploración, la toma de muestras, métodos complementarios y la consulta bibliográfica si procede.

Un orden coherente de exploración debe ser parte primordial del inicio del diagnóstico, pero sin duda debe ajustarse a cada caso en particular, porque no es posible aplicar siempre una exploración exhaustiva y está indicado en todos los casos.

Ej, un paciente que ingresa a la clínica con un blefaroespasmo agudo, que viene de un paseo por el campo y su dueño tiene un estado de ansiedad importante debido a las molestias de su mascota, requiere de nuestra parte una actuación clara orientada  hacia el problema mas que un despliegue de conocimientos y talentos generales.