cerrar x

Artroplastia de cadera en perrosArchivo radiográficoCaninosCirugía

dsc_3326

Artroplastia de cadera.

Ostectomía de la cabeza femoral.

Una artroplastia de cadera es un procedimiento quirúrgico para resolver problemas de cadera con una gran remodelación artrósica (incongruencia articular, dolor) y también en fracasos de reposición en caderas luxadas por citar ejemplos de indicación frecuente en la clínica. En definitiva, es una técnica quirúrgica indicada para la solución de problemas de inestabilidad articular en el perro donde otras cirugías no muestran un beneficio claro.

luxacion cadera displasia

El procedimiento a grandes rasgos, consiste en extirpar la cabeza y el cuello femoral, de manera que se conceda a la musculatura (principalmente músculos glúteos) que envuelve la cadera, la sujeción de la articulación.

artroplastia de cadera en el perro

Artroplasia de cadera. Procedimiento quirúrgico.

artroplastia

La musculatura glútea en el perro tiene un buen potencial de desarrollo para sujetar la cadera y el fémur intervenido, de manera que se consigue una estabilidad articular similar a a de la escápula-húmero, sin dolor, con buena movilidad y buena sujeción (sobre todo en razas pequeñas), lo que se traduce en una calidad de vida óptima para el paciente.

Indicaciones

Indicaciones para la artroplastia de cadera en el perro:

  •     Displasia de cadera en animales jóvenes y adultos. En los animales inmaduros, para solucionar el dolor que produce la inestabilidad articular y en el segundo caso, para evitar el dolor provocado por la osteoartritis secundaria.
  •     Luxación coxofemoral con signos de degeneración de la cabeza femoral o en luxaciones recidivantes.
  •     Necrosis avascular de la cabeza del fémur.
  •      Fallo en la cirugía de protésis de cadera.
  •     Fracturas de la cabeza y/o cuello femoral o fracturas complicadas del acetábulo.

La excisión de la cabeza y cuello femoral puede realizarse en animales de cualquier edad, aunque presenta mayores ventajas en perros de razas pequeñas y medianas.  Pero muchas veces, la artroplastia se presenta como la mejor solución en perros jóvenes de razas grandes con displasia de cadera precozmente diagnósticada  o como la única técnica ante recursos económicos reducidos en fracturas articulares.

En la necrosis avascular de la cabeza femoral en el perro,  es el único tratamiento quirúrgico descrito.

En resumen, cualquier perro es un paciente tipo para esta intervención si padece dolor o cojera no controlable con tratamiento médico, pérdida de peso o no tiene recursos económicos para proceder a realizar otro tipo de intervención quirúrgica.

osteotomia

Pronóstico

El uso precoz de la extremidad intervenida tras la cirugía es un marcador pronóstico favorable. Los pacientes crónicos tardan más en recuperarse que los que han padecido una cojera aguda y han sido sometidos a un diagnóstico precoz.

Un 50% de los animales de razas grandes tienen una funcionalidad de buena a excelente. Casi la totalidad de los animales de razas pequeñas a medianas tienen una funcionalidad óptima. Puede aparecer un conjunto de pacientes con diversos grados de cojera pero, si se compara con el estado de enfermedad anterior, los beneficios de la intervención son más que notables, principalmente por la ausencia de dolor agudo crónico.

Por todo ello es necesario advertir al propietario de que el paciente puede presentar cojera ligera intermitente, con cambios climáticos o tras actividad física intensa, así como un acortamiento de la extremidad intervenida, indistinguible en la marcha o la carrera.

Finalmente, los resultados desfavorables de esta técnica quirúrgica se asocian a una atrofia muscular perioperatoria grave, una ausencia de funcionalidad de la extremidad (el animal no apoyaba el peso en la extremidad previa cirugía) y a una mala técnica quirúrgica.

MRV


Bibliografía:

  • Fossum, T. Cirugía en Pequeños Animales. Ed: Eselvier-Mosby, 3ªedición, cap.33.
  • Tobias, K.M., Johnston S.A. Veterinary Surgery Small Animal. Ed: Eselvier-Saunders, cap.60.